2 de Abril: Nunca Más a la guerra

31-03-2014malvinas

El legislador provincial, Rubén Darío Golía, recuerda: El 2 de abril de 1982 jóvenes soldados desembarcaron en las Islas Malvinas para recuperar nuestra soberanía. Allí murieron 651 hombres argentinos además de los innumerables heridos físico y psicológicamente, convirtiéndose en verdaderos héroes de nuestra Patria.

Días atrás, el gobierno británico anunció el fortalecimiento del dispositivo militar en el archipiélago –lo que requiere un gasto de 267 millones de dólares en la próxima década-, por considerarse “amenazado” por la política argentina con respecto al reclamo de soberanía y con el fin de justificar el aumento del gasto militar de esta potencia que este año se enfrenta a elecciones. Sin embargo el reclamo por nuestra soberanía en las islas, ubicadas a 500 kilómetros de la Argentina continental y a 13 mil kilómetros de Londres, constituye una de las políticas de Estado en las que se ha venido trabajando desde el 2003 sosteniendo la importancia de la vía diplomática a partir del reclamo de cumplimiento de las resoluciones de la ONU, lo que cuenta asimismo con el apoyo de decenas de países que recomiendan una salida pacífica y negociada del conflicto.

De la guerra sólo hemos obtenido las masacres, muchas de ellas investigadas y elevadas a la Justicia. En el 2012 se desclasificó el Informe Rattenbach, que hasta entonces se mantenía como secreto político y militar, permitiendo a la sociedad conocer acerca del desempeño y las responsabilidades sobre la conducción política y militar del conflicto, así como las responsabilidades de cualquier persona que haya actuado en dicho marco. Durante el 2014 el gobierno nacional recurrió a la Cruz Roja a fin de identificar a los 123 cuerpos NN de soldados caídos durante la guerra y sepultados en el cementerio Darwin bajo la leyenda “soldado argentino sólo conocido por Dios”, y conocer las circunstancias que llevaron a las muertes como el “derecho a conocer la verdad sobre las personas desaparecidas” por parte de sus familiares señalado en la Declaración Americana de los Derechos del Hombre. Este año, tras la desestimación que la Corte Suprema de Justicia de la Nación realizó sobre las denuncias de delitos de lesa humanidad, Cristina Fernández de Kirchner instó a que las denuncias por vejámenes y torturas sufridas por los soldados en Malvinas fueran entonces denunciadas ante los organismos internacionales. La pregunta sería entonces ¿de qué se “defiende” Gran Bretaña?

Escenarios de conflictos se montan a fin de poner en escena el poder de algunas potencias. Con esta estrategia, derechos humanos han sido pisoteados en nombre de la superioridad de algunos países que arrastran sus intenciones coloniales. Intereses por los que generaciones han sido condenadas por los designios políticos de algunos hombres con aires de grandeza como aquel que ilustraba en el cine Charles Chaplin en “El Gran Dictador”  al jugar con el mundo con la misma maleabilidad que una pelota.

Un día como hoy, 33 años después, recordemos a nuestros veteranos y caídos en la Guerra de Malvinas para decir “nunca más” a la guerra. El reclamo por la soberanía debe comenzar por el respeto hacia los derechos humanos del Pueblo. Así lo ha dejado muy claro nuestra Presidenta: “La historia de la humanidad demuestra claramente que siempre se terminan recuperando los enclaves coloniales, más tarde o más temprano, por eso tengo una infinita confianza en la historia, en el pueblo, para la recuperación de esas islas” y “a necesidad de una recuperación pacífica”.-