Aníbal Cauda, bandoneonista de Chacabuco, declarado «Personalidad destacada de la Cultura»

10366209_568571746579539_7033738687989451318_n

El legislador Rubén Darío Golía, presentó un proyecto que fue convertido en ley por la Honorable Legislatura de la provincia de Buenos Aires, declarando a Don Aníbal Fermín Cauda «Personalidad destacada de la cultura».

Fundamentos: Aníbal Fermín Cauda nació en Chacabuco, provincia de Buenos Aires, el 28 de Mayo de 1940.
Proveniente de una familia humilde, y de padre ejecutor de Bandoneón como entretenimiento, Aníbal comenzó a interesarse desde muy chico en ese instrumento, sobre el cual, giraría toda su vida.
A los 5 (cinco) años, un diario de Chacabuco, título en una de sus páginas, una nota en referencia a él, como “Niño Prodigio”, ya que sus maestros notaban una facilidad innata para tocar el bandoneón.
A los 6 (años) de edad fue su debut en los escenarios de la mano de Héctor Marseletti, su maestro desde muy chico.
El lugar fue el Teatro “Metropol” de la ciudad de Chivilcoy, momento que le dio inicio a una gran trayectoria, teniendo la posibilidad de integrar varias orquestas de renombre.
En 1954, a los 14 (catorce) años, ya integraba la Orquesta de su Maestro, y dos años después tomo la decisión de viajar a Buenos Aires para continuar sus estudios en el Conservatorio de Pedro Laurenz, donde tuvo la posibilidad de tocar con la Orquesta de Héctor Despósito como 1° Bandoneón B, luego, en 1957, pasó a ser parte del conjunto de Roberto Caló.
Ahí comenzó a adquirir prestigio entre sus colegas y fue pasando a orquestas de mayor renombre y prestigio en el ambiente, entre ellas las de Jorge Caldara, Celso Amato y Miguel Caló, entre otras.
Con la Orquesta de Miguel Caló, comenzó su gira por el mundo, entre ellos, Brasil, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, entre otros.
En su vuelta, fue integrante de la Orquesta de Miguel Montero, dirigida por el Maestro José Libertela.
Luego pasó a integrar la Orquesta de Rodolfo Lesíca, con la dirección del Maestro Héctor Goria.
En 1978 forma parte de la Orquesta típica “Los Reyes del Compas”- Ex solistas de D’Arienzo, que había sido dirigida hasta 1975, por el gran Maestro Juan D’ Arienzo, integrándola como Primer Bandoneón B, compartiendo escenario con grandes músicos integrantes de la orquesta original del Maestro.
En 1992, luego de varios años con los “Reyes del Compas”, y después de la disolución de esta orquesta, pasa a integrar la Orquesta “Los Reyes del Tango”, hasta el día de hoy.
Actualmente se desempeña como Primer Bandoneón de los Reyes del Tango, realizando actuaciones por todo el país, y las más conocidas milongas de Buenos Aires.
Han sido considerados por la crítica nacional e internacional como genuinos herederos de ese estilo inigualable, han sido invitados a participar en diferentes Festivales y Milongas de todo el mundo –Suiza, Australia, Portugal, Italia, Colombia, entre otros- y han logrado una conexión inmediata con el público, convirtiéndose en una de las orquestas preferidas del ambiente milonguero argentino.
Los reyes del Tango son músicos que tienen un promedio de edad que oscila los setenta años y han logrado en la milonga del campeonato Vientos de Tango una emoción poco habitual, por la vitalidad que despliegan con su presencia.
Para algunos escucharlos es retrotraerse a las típicas milongas en vivo con los clásicos de D’Arienzo, pero para los más jóvenes que ni siquiera conocieron esa época, es una oportunidad de percibir un estilo marcado y sencillo que puede emocionarlos hasta las lágrimas.
La formación surgió en los años noventa, cuando muchos habían afirmado la desaparición de las orquestas típicas de tango. Comenzaron a resucitar formaciones con los estilos que habían sido furor en los cuarenta, paralelamente al boom del baile y actualmente son parte del circuito milonguero, las cuales toman como referencia el estilo de leyendas del género como Alfredo Gobbi, Julio de Caro, Osvaldo Pugliese, Juan D’Arienzo, Carlos Di Sarli y Alfredo de Angelis.
En Buenos Aires se presentan en distintas milongas como La Viruta, en Complejo Konex, Salón Caning, en la Confitería La Ideal.
La formación de Los Reyes del Tango incluye a Aníbal Fermín Cauda, Víctor Solari y Roberto Spagnuolo, en bandoneón, Alberto Gancedo, Carlos Golluscio y Sebastían Frasón en contrabajo, en violines, Ricardo Sánchez Rivera, en contrabajo, Aram Pizzini, en piano y el cantor Rubén Guerra.

Por las razones expuestas, solicito a mis pares el voto afirmativo para la aprobación del presente Proyecto de Ley.