Elección en Salta: una puerta a la continuidad

1508517_567991406637573_6185535142088908765_n

El legislador provincial, Rubén Darío Golía, manifestó hoy que la elección en Salta marcó una amplia derrota a la Alianza opositora de Macri – Mazza.
El triunfo de Juan Manuel Urtubey como candidato por el Frente Renovador para la Victoria a gobernador por la provincia de Salta, en las elecciones primarias que definen las candidaturas del próximo 17 mayo, demuestra que estamos frente a una ciudadanía empoderada que tomó la responsabilidad de elegir un modelo de Estado del que se ha sentido parte e integrante desde que comenzó en el 2003. Una elección en la que el pueblo reafirma su poder soberano más allá de los especuladores titulares de algunos medios de comunicación que pretendían construir un carro ganador que se enganche de las fórmulas y alianzas propuestas por la oposición.
Desde el 2003, este gobierno ha enfatizado que gobernar implica gestionar un proyecto que represente los intereses del conjunto de la sociedad, pero con una mirada ideológica que se inclina por la justicia social. Esto implicó saldar deudas con la sociedad de épocas anteriores, como promover el desarrollo productivo y cultural del interior del país para que la nación no se pensara desde su ombligo en la Capital Federal ni mucho menos desde afuera, y para que la igualdad de oportunidades sea el punto de partida para el desarrollo autónomo de la nación.
La elección por la continuidad del proyecto que esbozan los resultados de las PASO en Salta, aporta una mirada de satisfacción desde el interior del país por el modelo en el que venimos trabajando, y del que la sociedad a través de su derecho político de participación ha expresado a través del voto sentirse representada. Es una ciudadanía activa que no responde a las estrategias electorales con que algunos partidos pretenden aglutinar votos, como es el caso de la alianza entre Juan Carlos Romero del Frente Renovador y su vice Alfredo Olmedo del PRO que juntaron apenas una tercera parte de los sufragios -y donde además el partido de Mauricio Macri demostró la falta de candidatos y trabajo de militancia en el interior-. Una ciudadanía de la que la oposición desconfía hasta último momento y necesita impugnar los resultados emitidos por voto electrónico, un sistema implementado para transparentar el recuento de votos, garantizar la presencia de boletas y agilizar la transmisión de los resultados.
La victoria en la órbita provincial y municipal –con la candidatura de Javier David- da cuenta a la vez que por nuestra tradición política la sociedad hizo hincapié en quién debe conducir su futuro más que en la premisa de matizar las voces del debate que prevalece en cada elección legislativa; de este modo las elecciones ejecutivas desde el año 2003 en adelante han otorgado un amplio reconocimiento que nos permitió avanzar. Por lo tanto, debemos ser respetuosos de los escrutinios, porque ellos constituyen la expresión de los ciudadanos consagrada por la Constitución Nacional, con la elección de las candidaturas tanto del gobernador como de legisladores provinciales, intendentes y concejales que hoy esperan que se continúe trabajando en este proyecto del que me siento orgulloso.