Golía participó de la jornada tributaria en la cámara de diputados de la provincia

11181241_573760742727306_6935405637980119970_o

El Dr. Rubén Darío Golía, disertó en la jornada tributaria. El desarrollo en condiciones de igualdad y equidad social requiere de una política tributaria pensada equitativamente; por ello el Diputado Darío Golía, Presidente de la Comisión de Presupuesto e Impuestos participó durante la jornada de hoy de la Jornada Tributaria organizada por el Tribunal Fiscal de Apelación de la Provincia Buenos Aires y auspiciada por la Honorable Cámara de Diputados, haciendo hincapié que la recuperación del rol del Estado, las reformas impositivas basadas en principios de equidad y progresividad, la convicción de gobernar creando condiciones para favorecer el crecimiento y el desarrollo sustentable, y en definitiva, la consolidación de un proceso virtuoso con el claro objetivo de la inclusión social son las premisas básicas del proceso iniciado en el 2003.
La presentación contó con la presentación también de la Dra. Silvia Hardoy, Presidente del Tribunal Fiscal de Apelación de la Provincia de Buenos Aires, el Dip. Horacio González, Presidente de la Cámara de Diputados, la Diputada Valeria Amendolara, el Dr. Hernán Gómez, Fiscal de Estado; la Lic. Silvina Batkis, Ministra de Economìa; el Dr. Fernando Levene, Presidente del Colegio de Abogados del Departamento Judicial La Plata; y el Dr. Alfredo Avellaneda, Presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires. Golía, expuso en el Primer Panel, “Equidad Tributaria”, junto al Dr. Héctor O. Cacace y la Dra. Mónica V. Carné, especialistas en el tema.
Darío Golía expresó que el modelo económico implementado en nuestro país a partir del 2003 ha generado innegables mejoras en el bienestar de la sociedad donde fue fundamental el papel protagónico del Estado, no sólo como complemento del mercado, sino como actor que interviene marcando el rumbo como promotor de desarrollo a través de mayor inversión pública para potenciar la competitividad y de políticas compensatorias para que no exista exclusión, pero a partir considerando la política tributaria como pilar. El diseño impositivo debe desatacar el concepto de equidad y a fin de las posibilidades de cada uno de los sectores, no sólo por aquellos que son quienes lo reciben, sino desde un modelo redistributivo como base del contrato social.