Proyecto declarando a Don Aníbal Fermín Cauda, personalidad destacada de la cultura para la Provincia

1536428_518721824897865_3157819967003033345_n

El legislador provincial, Rubén Darío, fundamento su proyecto de la siguiente manera: Don Aníbal Fermín Cauda es un maestro del tango que ha trascendido los límites de su ciudad natal para volver a ella con reconocimientos nacionales e internacionales. En el día de ayer la Honorable Cámara de Diputados lo declaró Personalidad Destacada de la Cultura de la provincia de Buenos no sólo por su trayectoria sino también por el ejemplo que su vida significa para las nuevas generaciones, un camino de esfuerzo y dedicación a su profesión.
Proveniente de una humilde familia, fue reconocido por la prensa en Chacabuco como el “niño prodigio” por su habilidad para tocar el bandoneón, el instrumento con el que convivía en sus días en familia. Sólo 6 años le bastaron para subirse a las tablas del Teatro Metropol de Chivilcoy. 14 años también le bastaron para integrar la orquesta de su maestro, Héctor Marseletti, y para decidir continuar sus estudios en el Conservatorio de Pedro Laurenze Buenos Aires donde tuvo la posibilidad de tocar con la Orquesta de Héctor Espósito como 1° Bandoneón B. Luego, en 1957, pasó a ser parte del conjunto de Roberto Caló y con ella comenzó su gira por el mundo recorriendo distintos países como Brasil, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Colombia, Costa Rica y Estados Unidos. En 1978 formó parte de la Orquesta típica “Los Reyes del Compas”- ex solistas de D’Arienzo- que había sido dirigida hasta 1975, por el gran Maestro Juan D’ Arienzo, e integrándola como Primer Bandoneón, y compartiendo escenario con grandes músicos. Después de la disolución de esta orquesta, pasó a integrar la Orquesta “Los Reyes del Tango”, espacio que ocupa hasta el día de hoy haciendo revivir nuestras raíces milongueras frente a las nuevas generaciones.
Su reconocimiento desde el ámbito legislativo implica no sólo valorizar a dicho maestro de la cultura con el que cuenta la Provincia, sino también consolidar íconos de ejemplo para la sociedad y particularmente a los jóvenes, a fin de que encuentren representantes de valores de esfuerzo y trabajo desde los que es posible construir la vocación.