Proyecto declarando como «Personalidad destacada de la cultura» al maestro de tango Carlos Casado

casado

El legislador provincial y candidato a Intendente Municipal Dr. Rubén Darío Golía, presentó un proyecto declarando como «Personalidad destacada de la cultura» al maestro de tango Carlos Casado.

Artículo 1°: Declárese Personalidad Destacada de la Cultura de la Provincia de Buenos Aires a Don Carlos Casado, nacido en Chacabuco el 31 de Mayo de 1939.

Artículo 2°: Tal distinción corresponde por su trayectoria como representante y maestro del tango y por haber trascendido los límites de su ciudad y provincia natal que lo han hecho merecedor de reconocimientos nacionales e internacionales.

Artículo 3°: Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Los fundamentos son los siguientes:

Juan Carlos Casado nació en Chacabuco, provincia de Buenos Aires, el 31 de Mayo de 1939.
“Toda la familia de su madre, Leopoldina Vera, ha sido de cantores y guitarristas. Su padre, que era procurador, también tocaba la guitarra: decía cantar para los suyos, desde chico, era la cosa más natural del mundo..”
En 1952 fue con sus amigos a presenciar un certamen de cantores que había en Cicles Club. Estaba lleno de público, y lo invitaron a subir al escenario: las rodillas le temblaban como castañuelas, recuerda.
Lo acompañaron sus primos Aníbal Vera, Héctor Consolé y el padre de este, todos con guitarra.
Desde muy jovencito manifestó su gusto por el canto, estudio con el maestro Bonessi y son frecuentes sus actuaciones en los clubes de su ciudad natal, Chacabuco.
Entre 1952 y 1957, participa en varias formaciones locales, la primera la del violinista Roberto Betular, luego la Orquesta Splendid dirigida por el pianista Ismael Etcheverry y finalmente, la de otro pianista, Héctor Marssiletti.
A raíz de su presentación en un concurso de nuevas voces, organizado por Radio Belgrano, es escuchado por directivos de la emisora que lo contratan para su orquesta estable que estaba dirigida por el maestro Leopoldo Federico.
En 1965, actúa en Patio de Tango, ex Confitería La Armonía, de la Avenida Corrientes, con el acompañamiento de las guitarras de José Canet.
En el mismo local actuaba la orquesta de Osvaldo Piro quien, casualmente, estaba buscando un cantor, en reemplazo de Carlos Nogués que había pasado a la orquesta de Héctor Varela.
Al año siguiente, se presentan en el Festival de Tango de La Falda, donde tienen un gran éxito.
También con Piro debuta en el disco con cuatro temas para el sello Alanicky, en 1965 “dice una guitarra, enamorado estoy”.
Actúan en la televisión, en Canal 13, en el famoso programa de Nicolás Mancera, Sábado Circulares.
Ese mismo año vuelven a hacer otros cuatro registros, esta vez para la empresa Philips: El puente, Duerme mi amor, Milonga triste y Un regalo de reyes. El long play contenía además otros éxitos instrumentales de la orquesta de Piro.
En 1969, ingresa a la orquesta el cantante Alberto Hidalgo con quien inauguran el local nocturno Michelangelo en el barrio de San Telmo y hacen una gira por Brasil y Uruguay, junto con otras grandes estrellas como Roberto Goyeneche y Horacio Deval.
Ya como solista se presenta en Grandes Valores del Tango, importante programa televisivo conducido por el “chansonier” y actor Juan Carlos Thorry. A raíz de su participación, gana el premio “El Trébol de Oro” instituido por el auspiciante del ciclo.
Realiza giras por el interior y continúan sus presentaciones en televisión y en diferentes escenarios porteños.
En el año 1975 es muy importante en la consolidación de su carrera el cantor Oscar Ferrari, se desvincula del maestro Armando Pontier y por una sugerencia de Alberto Podestá es convocado para su reemplazo. Debutan en el mítico cabaret Marabú, para luego viajar a Chile, en una gira que duró 35 días.
Con Armando Pontier actúa en televisión y en radio El Mundo, en bailes de importantes clubes y participa en un disco con seis temas ( Buenos Aires, El hombre que fue ciudad, Clave del aire, Selección de tangos de Gardel y Lépera, Anoche y Cuando tallan los recuerdos).
En 1979, realiza una gira de cuatro meses por Brasil, participan también de esa embajada artística: María Graña y Enrique Dumas.
En diciembre de 1983 acaecería el trágico fin del maestro Pontier y Carlos Casado vuelve de lleno a su tarea de solista. Poco tiempo antes, había inaugurado un local nocturno, bien porteño donde cantaba acompañado por una formación dirigida por Orlando Trípodi.
Por sus noches desfilaron grandes intérpretes tales como: Armando Pontier, Roberto Goyeneche, María Graña y el guitarrista Bartolomé Palermo, entre otros.

Por las razones expuestas, solicito a mis pares el voto afirmativo para la aprobación del presente Proyecto de Ley.